jueves, marzo 13, 2008

Cuando una mujer va de compras

El momento que más disfruto es el final, cuando tengo las bolsas en las manos (mejor si son cuadradas y de papel o con un diseño especial), camino a través de los pasillos del centro comercial, cruzo la calle o subo al auto con la sensación de ser invencible.

Algunos piensan que a las mujeres nos deleita tan solo el hecho de gastar el dinero, yo no lo creo o al menos no me pasa eso a mí, que puedo llegar a ser muy tacaña conmigo misma. Lo que me causa placer de comprar es encontrar lo que buscaba o mejor aún, encontrar lo que no buscaba y me sienta genial llevar a casa.

Una amiga me comentó que ella disfrutaba más el momento de la elección, que en un supermercado de otro país se encontró con tantas marcas de un mismo producto, que se sentó en el suelo con una laguna de frascos a su alrededor y leyó las especificaciones de cada uno para decidirse por uno, ante la admiración de muchos.

Muchas mujeres también experimentan todo lo contrario cuando van de tiendas, especialmente cuando buscan ropa. No encontrar tu talla o que la que te pruebas no te quede puede resultar frustrante. Siempre queremos usar la talla más chica posible, para sentirnos menos gordas, pero entre marcas, la talla S no necesariamente es equivalente y aunque casi siempre te queden esos pantalones 28, puedes verte obligada a coger la talla siguiente. Además es recurrente notar recién en el probador que hemos engordado.

Ir de compras en grupo (de mujeres, obvio) también es útil, pues hay más manos y ojos para encontrar el color, la talla, la tienda y el precio que necesitas. Tienes a alguien que puede entrar contigo al probador y decirte cuál prenda te sienta mejor. A veces puedes aprovechar las ofertas de 2x1, 3x1, etc, pues cada una elige una prenda y divides entre todas el precio, sale muy a cuenta. Aún cuando vas sola, no falta alguna mujer que al verte frente al espejo con el vestido, la falda, etc dice "te queda regio" y en el rostro de una se dibuja la sonrisa de satisfacción.

Los hombres parecen pasarla mal cuando van de compras con mujeres. Un amigo me dijo que se aburría porque nosotras nos transformamos, como si entraramos en un trance extraño en el que ellos son ignorados o solo son útiles para sostener prendas y objetos. Es verdad que una no puede comunicarse igual que con una mujer cuando compra, pues los hombres casi no colaboran y no están sintonizados en la búsqueda o buscan lo que a ellos les gusta y no lo que a ti. Las cosas empeoran si no encontramos nada, pues podemos ponernos engreídas, renegonas, quejonas y descargarnos con ellos. Pobres.

Yo disfruto mucho también buscando ropa para hombres. Muchas veces me siento tentada de comprar una camisa, un polo o lo que sea para mis hermanos o para quien sea, porque me parece linda la ropa y creo que les quedaría muy bien. Más divertido aún es buscar ropa para tu pareja, especialmente si te deja recomendarle nuevas opciones y no se cierra en el estilo que siempre ha utilizado, pero eso sucede poco.

Una salida de compras exitosa puede ser un buen remedio para el estrés, y perfecto si termina con un delicioso mcflurry. Luego llegas a casa, sacas todo lo que compraste, si es ropa la tiras a la cama, te la pruebas de nuevo, te fijas con qué otras cosas de tu closet combina y te preguntas por qué $#@% no vas de compras más seguido.

Tags Blogalaxia: Mujer de compras, Ir de shopping.

16 comentarios:

Ernesto dijo...

Y luego darse cuenta del tremendo forado en el bolsillo y preguntarse como se termino con una casaca si la intencion era comprar esa blusa que tanta falta hacia.

Ese es el problema, pues puede soportarse las pruebas y elecciones de un objeto en particular, pero... que al final dediques mas tiempo a la seccion que no era tu objetivo inicial.... no te pases pues!!!!!

Morena dijo...

Jeje, es que a una se le van los ojos con tanta cosa bonita que se encuentra en las tiendas :D

atormentado dijo...

yo no soy de aburrirme acompañando a mis amigas a comprar ropa. es mas puedo decir que hasta me entretengo. y hasta puedo decir que he dado uno que otro consejo (hasta ahora no entiendo porque algunas mujeres se compran algo "para verse lindas para ellos" pero le piden la opinon a otra mujer)recuerdo haber aprendido mucho acerca de la ropa interior femenina. Una vez vi un brassier con relleno de agua, asi es, de agua! esto fue en saga del jockey. en serio! era agua, se podia ver. solo faltaba el pececito dentro. ya me podias ver tocando el brassier (que lo tenia puesto el maniqui) con los ojos cerrados para "sentir" el agua

y a diferencia delos hombres como que las mujeres escogen mas y titubean mas a la hora de elegir, es por esto que siempre los probadores de mujeres es donde uno encuentra mas cola.
yo por ejemplo ya se mi talla, asi que voy, miro, escojo el color, si me gusta, zas! al hombrio, miro otro, veo si me gusta, me fijo en la talla y zas! al hombro y luego a caja.

ah bueno, y para las mujeres siempre hay mucho mas variedad de ropa.


otro si digo:

el Mcflurry ya no lo hacen como antes. al menos no en el local del ovalo de miraflores.

tabo dijo...

@morena:

Sabía que en el fondo eres una capitalista convencida y feliz :)

Anónimo dijo...

Llegará un momento en que vas a ver en lo mas simple y cotidiano el disfraz favorito para estar siempre cómoda y libre de modas.

tio enamorado dijo...

y asi das mas chamba a la gente que trabaja en gamarra confeccionando ropa.
Buena Morena.

Jomra dijo...

Salud

¡¡Consumista!! ¡¡Consumista!!

Muy interesante la entrada, Sipas Morena Que Escribe de vez en cuando y si te he visto no me ves o algo así :P.

Estoy con D. Ernesto, lo inexplicable (e inexcusable) es ir por una prenda y que se acabe con cincuenta pero, PERO, sin la prenda buscada, no pues, no hay jerarquía con las prioridades, no hay un "primero lo importante y luego la diversión", ¡noooooo! Lo peor de lo peor son las excusas de por qué a la prenda buscada en origen no se le prestó atención... En fin, supongo que a todos nos pasa en los campos que nos gustan.

Sobre lo de acompañarlas de compras, soporto todo salvo los reproches de "todo te parece igual" ante la pregunta "qué tal me queda" y, en su caso, estar dentro de las tiendas de ropa (sobre todo en épocas de rebajas), creo que no hay nada más estresante que eso, no sé cómo ustedes (a las que les gusta, que no es a todas las mujeres, me consta y requeteconsta :D) pueden relajarse con eso. Pero claro, es una cuestión de gustos...

Hasta Luego ;)

Anónimo dijo...

A esa señora de la foto no hay que dejarla comprar.. hay que comprarle algo...

Morena dijo...

A ver, ya me dijeron capitalista, consumista, está bien, creo que lo soy.

Jomra: yo creo que cuando vamos a comprar, nos sucede que "peinamos" las góndolas, escaparates y demás para ver las novedades y es ahí cuuando empezamos a perder el objetivo principal de la salida de compras. Pero esa es nuestra forma de comprar :P

atormentado: El mcflurry cambió desde que dejaron de mezclar el helado y el complemento con la máquina y empezaron a hacerlo a mano, con la cuchara.

Para el anónimo de las 6:43
Pues la verdad no soy muy esclava de la moda, tendróia que ir de compras al menos mensualmente o cada dos meses y creo que no compro ni si quiera cada temporada. Por eso el final de mi post...

Anónimo dijo...

De donde eres y a dondes vas
porque pierdes el tiempo en escribir tantas cosas banales, porque no escribes, de la subida de precios en los mercados (ah seguro estas a dieta), por que no escribes de los problemas sociales que afectan al país.Porque no escribes de otra cosa menos...menos..

Morena dijo...

Hola anónimo de las 10:12
Escribo de las cosas que me llaman la atención, para tí son banales, para mi no. Si quieres análisis político y social puedes visitar los blogs de cualquiera de mis amigos, por ejemplo morsa, godoy, manrique, hasta ocram.
Hay pa' todos los gustos.

Saluditos!

Clara dijo...

Ir de compras no esta mal...pero lo malo es k a veces ni nos damos cuenta en todo lo que nos hemos gastado cuando ni esas cosas que hemos comprado lo vamos a utilizar. Aunke con la inflacion que tenemos ahora no creo que la gente este dispuesta a gastar mucho por ahora.

Saludos!

Busco Ex dijo...

yo si acompaño a mis amigas. a cambio claro de que luego ellas me acompañen a escoger a mi. y alli es dodne me vengo y las hago dar mil vueltas.

Enzo Rachi dijo...

Ah! ir de compras con una mujer puede ser la experiencia mas dolorosa o la mas fascinante. La ultima vez que sali con una amiga me pidio que la aconseje sobre como le quedaban prendas y aretes. Nos pasamos toda la tarde de tienda en tienda y no compro nada! Pero la disfrute muchisimo y entrar a tiendas de ropa exclusiva para mujeres es una buena manera de hacer amigas. Highly recommended...

Tikki, The Unholy One dijo...

La primera vez ke odie ir de compras con una mujer fue cuando mi vieja me llevo a comprar mi uniforme de colegio a Gamarra y me hizo probarme 30 pantalones para escoger el primero ke me probé... después de 3 horas de hacerme caminar por todo Gamarra. Desde ahí, NI MÁS.
En mi caso, ir de compras con una mujer es la experiencia más tortuosa jamás instituida por el sexo femenino. Pero es ke ellas estan hechas para escoger, mientras ke nosotros estamos hechos para cazar.
Nosotros vamos, vemos, atacamos, lo llevamos y nos vamos. Las mujeres tienen ke comparar hasta el más mínimo detalle para ke al final, meses después, se esten kejando de ke no estaba tan bonito =S.
Pero weno, así son las mujeres, ke le vamos a hacer ...

Anónimo dijo...

hey a mi me gusta acompañar a comprar ropa a mi flaca, cosa que asi le digo lo que el ojo de un hombre ve y no una mujer, algo que le quede muy sexy, creo que al final que mujer no quiere verse sexy y bonita, claro cada uno con su estilo, pero me gusta sugerir que se vista con algo que este a la moda.. bueno es mi gusto