jueves, mayo 22, 2008

Sincera confesión

Muchos posts de este blog fueron escritos con el fin -a veces conciente y otras no tanto- de evadir. Evadir, evadir, evadir. La clase, el trabajo, tender la ropa, pensar en eso, bañarme, decirles cuánto los quiero. Evadir.

Ahora mismo debería hacer muchas otras cosas. Se ha puesto de moda el término "procrastinación" para definir lo que a gente como yo nos pasa. Algunos nos ven como vagos, frikis, sin vergüenzas. Hoy no fui a mi clase de los jueves por la mañana, otra vez. En realidad me cuesta mucho levantarme en la mañana. He perdido la fuerza de voluntad, ya no me importa llegar tarde o no cumplir con las tareas de la universidad, tengo muchas acumuladas, antes solía preocuparme si dejaba una sola, la culpa me invadía, me estresaba. Ahora no es que me sienta cómoda pero lo dejo pasar.

No estoy así todo el tiempo, tengo altos y bajos. A ratos me divierto mucho con cualquier cosa simple. Pero me molesta tener que fingir, sonreír ante otros, que no tienen la culpa de lo que me pasa y se acercan en tan buena onda. Quisiera poder corresponder a su energía, no siempre tengo ganas. Y he perdido la paciencia, desprecio todo y a todos, nada me satisface. Estoy intolerante.

A veces deseo hibernar. Guardarme por algún tiempo, que nadie me vea y no ver a nadie. Pero hay una serie de tareas que debo cumplir, porque otros dependen de mi, pobrecitos (pienso), sería injusto dejarlos solos, además yo también necesito de ellos, pero es difícil.

He llegado a un estado en el que siento que no puedo conmigo misma, antes se me ocurrían cosas, antes sabía qué hacer. Me interpretaba mejor, sabía por qué una y otra cosa de mi, pero ahora ya no sé. Creo que he cambiado y me desconozco un poco y soy más impredecible, aunque pocas veces hago cosas sin pensarlas, suelo demorarme pensándolo todo. Así que no sé.

Me toca cumplir con mi cuota de no evasión de hoy y hacer varias cosas. Mañana tengo grabación, todo el día, es matador pero entretenido, guardaré energía. Bueno, ustedes que seguro ya sienten lástima por mi, pueden dejarme un comentario. Así seguiré evadiendo las responsabilidades mientas los leo y los publico.

Tags Blogalaxia: Procrastinacion, Depresion.

5 comentarios:

ricardo dijo...

No eres la unica, a mi me pasa lo mismo, es que el ser humano es tan cambiante.
Es que sentimos que algo que nos gustaba se agota, y buscaremos otra cosa que nos entusiasme.
Es una gran ventaja no ser acartonado, y siempre andaremos buscando algo nuevo.
Es que necesitamos reflexionar, detenernos un momento, la vida es tan rapida. Te cuento que yo no veo hasta ahora varias peliculas completas, las veo a pocos en mi dvd.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Si pusiera en fila india las cosas que desearia hacer y no puedo porque el tiempo falta - o faltó- daria la vuelta al mundo.
Ahi viene el asunto de organizarse por prioridades, siempre habrán cosas que son mas prioritarias, satisfactorias y motivadoras que otras, pero el hacer lo que necesariamente no agrada es un acto de RESPONSABILIDAD, indicador de madurez como persona.
Si formas una familia tienes que posponer tus planes y tiempos por el de otros y sin darte cuenta, ya no te perteneces...,podrias "evadir" eso? seguramente que no.
Asi que considerate feliz en actuales cirscunstancias, las cargas aún son livianas.
La perdida de "fuerza de voluntad" no es mas que un decaimiento pasajero en el interés de lo que estas haciendo tal vez por cansancio, eso le pasa a los montañistas que estan por alcanzar la cima, en el último tramo el agotamiento es enorme, pero como tienen grabado en sus mentes sus objetivos -que son mas fuertes que el agotamiento físico- consiguen culminar el ascenso. Ninguno dijo al mirar hacia abajo y contemplar el camino recorrido, que el esfuerzo fué en vano.
Ánimo.

Morena dijo...

Gracias por los comentarios, veo que no estoy sola... Supongo que lo superaremos, no? DDe este tipo de cosas no se muere.

Jose Alejandro Godoy dijo...

todos los seres humanos pasamos por etapas donde fingir estar bien no nos satisface o nada nos satisface, pero, a la vuelta de la esquina y en el momento menos pensado, vamos encontrando la luz en medio de las tinieblas.
sigue adelante.

Tikki, The Unholy One dijo...

Bienvenida al club de los procrastinadores. En mi caso, la procrastinación es sumamente importante para encontrar temas para mi blog ^^. Gracias a este "defecto" me topo con datos y curiosidades de lo más increíbles XD.
Como comentan los demás, todos pasamos por esas etapas. Por lo ke leí por ahí, muchas veces es por estrés, así ke te recomiendo ke te distraigas, bien distraída, vacilate, juergueate, relajate de la forma ke mejor te parezca, y cuando ya estes bieeeeeen contenta y relajada, retomas las tareas. Y si no puedes hacerlo, pero te urge cumplir con tus tareas, tal vez estos consejos te sirvan de ayuda ^_^.