miércoles, febrero 14, 2007

No Valentín

Caminando por Las Begonias (para mis amigos no limeños esta es una calle muy comercial de San Isidro), ya casi a las 9 pm las tiendas, cafés y heladerías lucían desoladas. Qué raro, es 14 de febrero y lo usual es ver las calles abarrotadas, pensé. Un vendedor de chocolates en caja remataba las últimas a 3 soles!
Starbucks estaba demasiado tranquilo y los cuatro gatos que allí cafeteaban no eran parejas. ¿A dónde se fueron todos los enamorados?

Media hora más tarde, luego de recorrer Javier Prado, llegué a Plaza San Miguel, donde sí había demasiada gente. Pongo un pie en la vereda y todo tipo de vendedores pululan pregonando precios y bondades de los productos que ofrecen. Rosas rojas envueltas en papel platina de colores (como la que recibí en mi primera reunión bloguera!), más chocolates, carteritas de jean y otros objetos irreconocibles.

Ya había visto que en la avenida La Marina, todas esas discotecas (a las cuales confieso temer) de avisos luminosos fosforescentes, habían excedido su capacidad y las parejitas salían en busca de otro lugar para festejar. En Plaza SM vi lo mismo, aunque ahí los enamorados del consumo eran un poco más pacientes. Bembos estaba repleto de gente y afuera de Chili's habían varias parejas de noviecillos(¡muchos!) que esperaban a que la cola que había dentro del local disminuya pronto para, al menos, poder esperar adentro.

No faltaban los que, más misios, tiraban parque nomás. Era el primero que cruzaba y se interpusieron en mi camino dos niños, quienes llevaron sus globos rojos con forma de corazón hacia mi cara, mientras la niña decía: "Lleve un globo para su esposo, señora". ¡Vamos! Eran sólo una blusita, unos zapatos altos y una loncherita que delataban mi vuelta del trabajo. ¿Tan rápido he ganado el aspecto de burguesa matrimoniada? ¡Horror! En fin, me reí.

En el otro parquecito habían muchos chiquillos abrazados en la oscuridad, bajo los árboles. Demasiado besuqueo para un solo parque. También estaban las patotas de muchachitos/as sin novia/o. Recuerdo haber celebrado algún San Valentín así. Salí con mis amigas del colegio, en esas épocas en que estaba muy de moda Axe Bahía y nos metíamos a los bares donde se bailaba con coreografía. Pronto nuestra mesa de chicas era mixta y otros niños -que habían llegado en grupo tambien- nos invitaban el trago y bailaban con nosotras. Cacería, le llaman. Anyway...

Supongo que en San Isidro no había nadie porque todos huyeron de las oficinas, buscando cualquier otro lugar lejos de allí. Me datearon que en el Parque del Amor no había sitio ni siquiera sobre el grass. ¡Crítico!

Yo no celebré, como se habrán percatado. No sólo porque no tengo con quién, sino porque he sido capturada por el sistema, al punto de que me siento en la obligación de acostarme temprano para rendir como corresponde en el trabajo. Es que estamos en cierre y soy una empleada responsable, cof cof (Bien clasemediero el comentario).

Pd: La imagen de arriba está ahí porque no me había dado cuenta de que el logo que Google lució por San Valentín no parecía dibujar la letra L dentro de "Google", en la cabecera del buscador. ¿Ustedes sí? La aclaración la trae infobae.

6 comentarios:

Jose Alejandro Godoy dijo...

Hola Morena:

Yo también estuve andando x San Isidro. Queria caminar un rato y ver que pasaba en lo que se ponía iba a ser un dia bastante congestionado.

Sin embargo, vi similar panorama al que tu viste. Las calles de San Isidro estaban casi vacias, con excepcion, por ejemplo, de los restaurantes de la Av. 2 de Mayo (para los no limeños, una avenida importante de San Isidro) que estaban repletos y con varias parejas esperando afuera.

Luego estuve por el Olivar, alli si habian un montón de parejas. Desde los que salian del trabajo, hasta los chicos que estan en su primer enamoramiento. Hubo dos escenas que me conmovieron: una pareja que recien se habia casado tomandose fotos por alli (cuestion que es casi un ritual post matrimonial para varios, segun me cuenta) y una pareja de aproximadamente 80 años que andaba por el parque tomados de la mano.

Al igual que tu, no tenia con quien celebrar. Pero me dio gusto ver a tanta gente contenta, expresando lo mucho que se querian. Ojala asi fuera todos los dias del año.

atormentado dijo...

si. Yo tambien me habia fijado eso de Google. pero tuve que mirar un buen rato para ver en donde estaba la falla. pero luego me di cuenta de esa pequeña L verde.
Y con respecto a lo de las parejas en el dia de hoy (bueno, ayer) iba a hacer un post respecto a eso pero al final como que ya no me dieron ganas, asi que aprovecho este post tuyo para comentar que parece que todas las parejas se vinieron a mi distrito como toooodos los años.
Yo vivo y trabajo en miraflores. y la entrada a mi trabajo es a la 1am (si, leyeron bien. 1 de la madrugada. y no soy guachiman pro siacaso. mas informacion en mi blog). Y a esa hora aún habian parejas por las calles de larco, con rosita en mano y con globito rojito. Y es justo en estas fechas que me gusta salir a montar bici por las calles para ver toda la pintoresca gama de parejas que pululan por parques y esquinas oscuras. supongo que el ranking de los lugares mas llenos el dia de ayer han sido, parques, telos, pollerias, discotecas sandungueras y reguetoneras, y por supuesto cines. Creo que ya me anime a hacer un pequeño post sobre esto.
Bueno, pero que malcriado soy:

Feliz dia de San Valentín!

Krilin dijo...

Yo creo que todos ustedes deberían formar una especie de “Lonely Hearts Club”, porque eso de pasearse por las calles de Lima con el sólo propósito de ver cómo las parejas celebran el día de San Valentín es –disculpen la franqueza- propio de losers. Aunque supongo que ustedes pueden justificar tal comportamiento aduciendo “interés periodístico” sobre la materia. Anyway…
Espero que este año las cosas mejoren para ustedes. Remember, all you need is LOVE.

Pd: Morena: “Chusma, chusma, prrrrrrrrrrrrss (sacada de lengua)”, por vetar mi comentario en el anterior post.

Jomra dijo...

Saludos

"me siento en la obligación de acostarme temprano para rendir como corresponde en el trabajo"

Por Diox sipas, deje esa chamba de una vez. Eso no se puede permitir.

Al margen de ese grito de auxilio que realiza en la propia nota (al poner en relevancia la pérdida de la humanidad en favor del esclavismo voluntario), me ha gustado mucho la crónica de un sanvalentín más.

Hasta Luego ;)

Morena dijo...

José:
Es divertido echar miradas antropológicas de vez en cuando :P
Y caminar es bueno para la salud :)

Atormentado:
Feliz día para ti también!

Krilin:
Losers? Yo la pasé bien. El no estar emparejados no significa estar mejor o peor. Es simplemente estar soltera/o.

Jomra:
Me gusta vivir con comodidad, ¿qué le voy a hacer?

Anónimo dijo...

¿Por qué algunos (as) sienten la imperiosa necesidad de decir porsiaca "soy de San Isidro..?

Y para hacerse "exclusivo" ("a") salen con la huachafería, y, recontra buena onda, se lanzan con un servicio a la comunidad:

"Para la fanaticada que no conoce mi distrito.."

Y acto seguido se ponen hablar de una calle sin trascendencia.

Ahí no termina la ridiculez.

Del quinto piso, y sin paracaídas, se lanza un voluntario, para hacer quórum, dice.

Y carraspeando agrega:

“Me consta..”

Que quede bien claro que no se trata de un advenedizo que husmeaba por los alrededores. El candelejón, para esos odiosos que así piensan, anda pa’rriba y pa’bajo con sus recibos de teléfono, luz y baja policía..!

“A mi me gustan las cuentas claras” concluye.

Por eso que no le queda otra que mostrar las pruebas, y evitarse suspicacias, que por cierto, ya empezaban a mirarlo con preocupación..!

Al final del día, -vuelve a carraspear- él también disfruta Lima desde sus cenizos y neumónicos balcones.

Como no puede ser de otra manera, el buen vecino, ya pa’ entonces zampado a la tertulia- hace una detallada descripción de una horrorosa avenida "céntrica" de su distrito: "Hay carros, casa y gente..."

El tema, desde la óptica antropológica, como acertadamente advierte la dueña del blog, es muy bueno.

Una lástima, sin embargo, que no se hiciera también una descripción somera de los bares y casinos de San Miguel.

Los fans que no conocemos ese bullicioso suburbio, of course, hubiéramos quedado eternamente agradecidos.

Los cambios en nuestras sociedades que antes tomaban años, tal vez siglos para consumarse, ahora, a la velocidad DSL, se están dando. No es justo, en ese sentido, que no hagamos constancia de nuestras observaciones. Hela la mía.

El Dia de los Enamorados no puede estar ajeno a los cambios vertiginosos. Como tampoco las navidades, onomásticos y celebraciones chauvinistas y cucufatas.

Otro sin embargo, incluida la segunda "lástima":

Las mentes..!

Qué difícil sacudirnos de taras, complejos e idioteces.